El reloj es uno de los inventos humanos más antiguos, reunidos en la necesidad de constantemente medir intervalos de tiempo más cortos que las unidades naturales, el día, el mes lunar, y el año.
Técnicamente hablando, la maquinaria que está en el interior de un reloj se llama calibre, y es producto del diseño relojero. La parte externa y sus ornamentos pueden ser considerados más bien un producto de la joyería, de manera que algunas marcas de relojes diseñan la parte externa y montan calibres internos de otras manufactureras diferentes.
El valor de estos relojes centro radica en los materiales con que estén hechos, algunos llevan pedrerías y oro. En algunos otros, el precio radica en su elaboración, en cuánto tiempo tardaron en hacerlos y la complejidad de su mecanismo.
A continuación, te presento algunos de los relojes más caros del mundo:

Emperador Temple de Piaget – 3,3 millones dólares
Un relojero de lujo suizo, George Piaget, fundó la empresa Piaget en 1874. Inicialmente solo se ocupó de la producción de mecanismos de relojería, pero más tarde comenzó a desarrollar sus propios relojes.
A fecha de hoy, el reloj Piaget más caro es el Emperador Temple. Este reloj es en realidad un dos-en-uno con dos caras ocultas cubiertas y rodeadas de diamantes. Una cara se oculta detrás de un gran diamante con un corte de esmeralda y que funciona a modo de tapa. La otra cara tiene 162 diamantes. Como era de esperar, este reloj se vendió de uno en uno rápidamente poco después de salir al mercado.

 

 

Reloj cronógrafo Patek Philippe de 1928 – 3,6 millones de dólares
Patek Philippe & Co. fue fundada en 1851. Se inició cuando el relojero polaco Antoni Patek se unió con el relojero francés Adrien Philippe. Desde entonces, la compañía ha sido conocida por la producción de relojes de la más alta calidad.
En cuanto a este reloj de 1928, puedes preguntarte por qué un reloj de apariencia ‘normal’ puede alcanzar un precio tan alto. En primer lugar, se trata de un Patek Philippe que asegura automáticamente su calidad de construcción. En segundo lugar, este reloj es de oro blanco.

Patek Philippe 1939 Platinum World Time – 4 millones de dólares

Hay que acostumbrarse a ver a este fabricante un par de veces más. Los Patek Philippe no son solo famosos hoy en día por sus relojes de alta gama, sino que ya eran famosos a mediados del siglo XIX. Han tenido clientes famosos como la Reina Victoria del Reino Unido, el Papa Pío IX y así como muchos otros famosos (e infames) líderes mundiales.
Este modelo de Patek Philippe se vendió en 2002 por un precio récord de 4 millones de dólares. Aunque a primera vista no se ve como un reloj demasiado complicado, tiene 41 ciudades, regiones y países estampados en un bisel giratorio.

Meteoris, de Louis Moinet – 4,6 millones de dólares
Louis Moinet es uno de los grandes en la historia de la relojería. Algunos de los clientes famosos de Moinet son Thomas Jefferson, James Monroe y Napoleón Bonaparte.
El Meteoris es uno de los más fascinantes relojes creados. Técnicamente, el Meteoris es un conjunto de cuatro relojes. Hay fragmentos de meteoritos de Marte, la Luna, Mercurio y un asteroide integrados en el reloj. Como bono adicional, el reloj viene con un sistema solar mecánico que también actúa como una pantalla para los cuatro relojes.

 

El Breguet 2667 – 4,6 millones de dólares
Desde el siglo XVIII, los relojes de Abraham-Louis Breguet han atraído a multitudes cada vez que se celebraba una subasta de un reloj suyo. La habilidad relojera de Breguet era insuperable y la calidad de sus productos atrajo a los nombres más importantes de su tiempo. Entre los clientes destacados de Breguet incluyen a Louis XVI, Napoleón Bonaparte, el zar Alejandro I, el rey Jorge III, Arthur Wellesley y la reina Victoria.
Este reloj en concreto es de oro y platino. Vendido en 1814 por sólo 5.000 francos (cerca de 18.000 dólares de hoy en día), este reloj tiene un precio hoy en día de 4.6 millones de dólares.

 

 

Con información del portal Numaniaticos.com